Términos de comida durante el verano: la advertencia envenenamiento

La intoxicación alimentaria es una de las enfermedades más verano. Puede suceder a todos, y entonces es importante actuar sin demora. ¿Cómo identificar oportunamente sus síntomas? ¿Cómo tratarla correctamente? ¿Y qué hacer para prevenir el envenenamiento?

Reconocemos la amenaza

Los principales culpables de la intoxicación alimentaria son las bacterias dañinas. Entran en el cuerpo con varios productos que se almacenaron en condiciones inadecuadas o tienen una vida útil caducada. Además, el propio calor del verano crea un ambiente favorable para la reproducción de microorganismos peligrosos.

El envenenamiento más frecuente ocurre con frutas, bayas y verduras. Se olvidaron de cómo lavarlos correctamente - el estómago lo recordará. Sin embargo, incluso limpiamente lavado, pero la fruta estropeada, también, puede causar intoxicación. Así como la fruta verde, demasiado pronto se quitó la rama. No olvide el envenenamiento por nitrato. Muchas frutas incluso en el verano se tratan con productos químicos, por lo que en el exterior se ven como una imagen.

Junto con esto, en riesgo son los productos cárnicos que requieren condiciones especiales de almacenamiento. Si la carne ha estado en el calor durante más de dos horas, es mejor no comer. Lo mismo puede decirse de pescado y marisco. A temperatura elevada, se deterioran mucho más rápidamente, y aún acumulan toxinas. Especialmente insidiosa casa tarugos enlatados. Los microorganismos que causan una enfermedad tan grave como el botulismo pueden instalarse en ellos. Se debe prestar mucha atención a los productos lácteos, salchichas hervidas, patés, quesos, huevos, mayonesa y otras salsas, así como productos de confitería.

Brindamos asistencia de emergencia.

Pocos productos de verano son capaces de competir por la toxicidad con la sandía

Tal vez ningún otro producto de verano es capaz de competir en la toxicidad con la sandía. El envenenamiento se les ocurre muy a menudo. Esto no es sorprendente, porque las bayas rayadas aparecen en los estantes de las tiendas y los mercados casi en junio, mientras que su temporada sólo se abre a finales de agosto. Y porque una rara sandía hace sin una dosis generosa de "química". El placer de tal delicia es dudoso, pero el malestar es casi seguro.

Reconocer la intoxicación alimentaria por cualquier tipo de alimento no es difícil. Sus primeros signos son diarrea aguda, náuseas y vómitos. Luego hay debilidad, mareos y fiebre ligera. Por todas las reglas, usted necesita limpiar su estómago primero. Para hacer esto, usted necesita beber 2-3 un vaso de una solución débil de permanganato de potasio o soda y provocar el vómito. Puede recurrir a un laxante. Después de tomar enterosorbents, hasta que haya una mejora. Se trata de preparados en forma de polvos solubles, que liberan sustancias tóxicas.

A veces el envenenamiento es agudo y acompañado de asfixia, dolor en el riñón o hígado, fiebre alta, sudoración y desmayos. Con tales síntomas, uno debe llamar inmediatamente a una ambulancia. Si se sospecha de envenenamiento con champiñones o frutas exóticas sin asistencia médica también no puede hacer. Por lo general, no se recomienda tratar a niños y ancianos.

En el primer día de envenenamiento, es mejor morir de hambre y beber mucha agua. Y más allá de traer el estómago a la vida no ayudará a los caldos fuertes, limpiados verduras hervidas, crutones caseros, harina de avena en el agua y el pescado magro para una pareja. La sed se puede apagar con té sin azúcar y decocción de escaramujos.

Hacer seleccion natural

Lavado a fondo está sujeto a todas las verduras frescas, frutas y bayas

Como cualquier otra enfermedad, el envenenamiento es mejor prevenir que luchar con sus manifestaciones dolorosas. Los métodos de prevención son familiares a cualquier niño, pero por alguna razón algunos adultos a menudo los ignoran. Se trata de higiene básica. Lavarse las manos debe ser lo más frecuente y con especial predilección: bajo agua tibia, no menos de medio minuto y siempre con jabón. El lavado completo está sujeto a verduras frescas, frutas y bayas. Sin tener en cuenta esta regla, usted puede ganar el envenenamiento con las fresas, incluso con sus propias camas respetuosas del medio ambiente.

Casi todos los productos deben ser trasladados al refrigerador. En verano, a temperatura ambiente, se deterioran rápidamente. Si utiliza huevos, asegúrese de lavarlos antes de romperlos. Los cereales, el azúcar, la harina, las especias y otros productos a granel se transportan a recipientes herméticos. Despiadadamente deshacerse de cualquier producto sospechoso. ¿Huele el olor de la putrefacción o las marcas del moho del aviso en las frutas y las verduras? Para evitar la intoxicación alimentaria, los enviamos a la basura. Por la misma razón, no intente estómago por fuerza, si la comida da un sabor amargo o hormigueo en la lengua.

Al elegir los productos en la tienda, estudie los términos de su fabricación y vida útil. Si toma salchichas, carnes ahumadas o quesos, déjelos en paquetes al vacío. Renuncia a los refrescos dulces y al agua mineral. El ambiente alcalino es el más favorable para la reproducción de bacterias dañinas. En su lugar, beba agua fría con limón, bayas, gelatinas o bebidas de frutas.

De acuerdo, este conjunto de medidas no es demasiado oneroso. Beneficiará a toda la familia. Y luego la comida favorita solo traerá placer y beneficio. ¡Que este verano te dé sólo recuerdos agradables!

Añadir un comentario

no se publicará su dirección de e-mail. Обязательные поля помечены *