Cómo comer queso

Para muchos de nosotros un sándwich con queso y té dulce caliente - un sabor inolvidable de la infancia. Pero resulta que esta no es la única manera de disfrutar del aroma y sabor del queso fino. El queso también se considera un excelente postre.

Existe toda una ciencia acerca de los alimentos y las bebidas que complementan perfectamente el sabor del queso de un tipo u otro. Que queso sabe mejor

La cultura del consumo de queso se originó en Europa, y tiene una larga historia. El queso y el vino se han usado juntos aquí durante mucho tiempo, así que con el tiempo, han surgido reglas para la selección de la combinación más adecuada de estos productos. Por ejemplo, los vinos de fruta son ideales para quesos blancos y frescos. Los quesos suaves y grasosos tendrán mejor sabor si los lavas con vinos ligeramente aceitosos. El sabor del queso muy salado equilibrará el vino agrio. El queso con alta acidez es un buen complemento para el vino dulce. Para los quesos blandos, el mejor suplemento será el vino tinto fresco y seco, pero, por regla general, los quesos blancos se sirven más a menudo con los quesos. Pero para los quesos duros, el mejor acompañamiento es el jerez, el vino de Oporto o el vino tinto ligeramente enfriado. Interesantes son las combinaciones de queso y vino, que se hacen en la misma región.

Aquellos que gustan de sorprender a los huéspedes y experimentar con sabores se les anima a probar cómo se combinan los quesos y la cerveza. Comience la degustación con quesos ligeros y cervezas ligeras, pasando gradualmente a los quesos con sabores más pronunciados y cervezas más fuertes. La cerveza no debe estar helada: es un poco más fría, ligeramente fría. La regla principal no es la cerveza con queso, sino el queso con cerveza. Toma un bocado del queso, prueba su sabor, y luego toma un pequeño sorbo de cerveza para disfrutar al máximo del sabor.

En cuanto a los productos, el sabor del queso duro está muy bien sombreado por nueces, frutas secas y frutas frescas, con la excepción de los cítricos. Se sirven pan blanco fresco, pan de centeno y galletas en los quesos. Pero con cuidado con las proporciones: el sabor del queso no debe ser amortiguado por el sabor del pan. Los quesos duros también se agregan a las sopas, pastas, tortillas, huevos revueltos y pasteles. Espesa perfectamente las salsas, es hermoso en estado fundido (fondue), complementa armoniosamente los platos de carne y verduras.

Reglas de queso

Sirva el queso, también, tienen que ser capaces de hacerlo. Si tiene la intención de presentar un queso como postre o merienda refinado, sin un montón de hermosos platos no pueden hacer. Puede ser de cerámica, porcelana, e incluso la madera o el mármol. Lo principal es hacer todo con cuidado, muy bien y de acuerdo con las reglas.

En el borde del plato se coloca generalmente queso duro en rodajas, en el medio - quesos desmenuzables, y ligeramente a un lado - suave. Asegúrese de que los platos rebanados y los trozos de queso de una clase no entren en contacto con otros tipos de queso, para que los sabores no se mezclen. Es cierto que los expertos creen que el sabor del queso se revela mejor si se corta en cubos y no en platos delgados, como solíamos hacer en casa. Pero no podrá cortar el queso duro envejecido con platos o cubos: debido a su estructura y la mínima cantidad de humedad, este queso solo se puede cortar con un cuchillo especial en pedazos o frotarlo en un rallador.

Junto con el plato de queso, se sirven platos de uvas, manzanas, peras, pasas, higos y ciruelas. Pero, por supuesto, no debe esforzarse por aturdir a los huéspedes con la cantidad de variedades de queso. Si se supone que el queso servirá como acompañamiento para un aperitivo, es muy posible que se lleve bien con dos o tres variedades de queso y galletas. Como postre, un plato de queso puede ser variado y consiste en una gama más amplia de quesos de diversas texturas y sabores. El queso debe calentarse a temperatura ambiente, así que prepare el plato de queso con anticipación.

Se obtiene una gran combinación cuando tanto el queso como las bebidas son fabricados por el mismo fabricante. Por lo tanto, los vinos de uva blanca y blanca D столIUGAS® se adaptan mejor a los quesos Džiugas. Y si la combinación de sabores de queso y vino ya le es familiar, pruebe el propóleo "Legendinis DŽIUGAS®" con un trozo de queso Džiugas. Notas de miel, capullos de álamo, cera e incienso, combinados con un sabor a nueces y crema, garantizan una impresión inolvidable de la comida. Por cierto, la empresa Džiugas produce la miel del mismo nombre. Y, como usted sabe, el queso duro y la miel son una de las combinaciones de sabor clásico.

Aquellos que aún no se han convertido en conocedores de una delicia tan increíble, como el queso, tienen muchas cosas interesantes que hacer. Elija, pruebe el queso con amigos, y le encantará este maravilloso producto.

Añadir un comentario

no se publicará su dirección de e-mail. Обязательные поля помечены *